Consejos para tus plantas de vivero

cuidados para tus plantas

Cuidados para tus plantas de vivero

¿Cuáles son las ventajas de las plantas de viveros?

Quienes adquieran plantas de esta procedencia, pueden estar completamente seguros de que estarán en perfectas condiciones y totalmente preparadas tanto para poder sembrarse en un jardín, como para colocarse en un tiesto en una zona de interior. Dentro de las plantas de vivero se pueden elegir las del tipo del cactus o el bambú, las cuales pueden mantenerse en zonas cerradas con poca cantidad de agua. Otras, sin embargo, necesitan la luz del sol para poder sobrevivir y mantenerse siempre en buenas condiciones.

¿Qué factores hemos de tener en cuenta para la supervivencia de estas plantas?

Resulta muy importante cuidarlas tal y como estas plantas se encuentran acostumbradas, de cara a que no se estropeen ni se sequen. Por ello, a la hora de elegir una planta de vivero, no solo debemos fijarnos en cuál es la que más nos gusta, si no que debemos decantarnos por la que se adecue bien al lugar donde vaya a ser colocada. Si la planta recibe en su nuevo hogar menos calor del que tenía por costumbre en el vivero, podría ir estropeándose hasta marchitarse.

Por ello, se recomienda preguntar qué clima es el apropiado para la que se piense adquirir. Este factor será uno de los determinantes de cara a comprar esa planta en concreto u otra, en base a poder propiciar la temperatura que necesite.

¿Hay algo más que no debamos olvidar?

Sí. Es importante también tener bien claro el espacio del que se va a disponer para las plantas y leer también las etiquetas de aquellas que te interesen, ya que en ellas aparece también el tamaño que alcanzarán, así como la frecuencia con la que deberán ser regadas.

El personal que trabaja en los viveros está siempre muy bien informado y cuenta con importantes conocimientos sobre las plantas que venden, por lo que siempre serán una estupenda fuente de asesoramiento respecto a cuál serán la mejor adquisición en función de tus condiciones.

¿Qué cuidados hay que propiciar a las plantas en las épocas de frío?

En los meses de invierno las bajas temperaturas y las heladas pueden secar a las plantas, llegando éstas incluso a morir. Por ello, hay que extremar los cuidados en esta época del año. Una buena idea es meterlas dentro de casa por las noches. En caso de no resultar posible esta opción, las plantas se podrían cubrir con una manta, o colocarse muy cerca unas de otras para que obtengan así el mayor calor posible. El tipo de abono con el que se nutra a las plantas, también resultará de gran importancia.

Es muy recomendable el conocido compost, formado por hojas de diversos tipos, plantas muertas, hierba y diversas cáscaras de frutas varias. Luchar contra las plagas y las malas hierbas nada más se detecten es otra batalla importante, de cara a mantener las plantas vivas y en buen estado.

¿Se debe evitar la compra de alguna planta en concreto?

Sí. Es preciso tomar todo tipo de precauciones y evitar adquirir una planta enferma que pueda contagiar al resto. Es mejor por ejemplo no comprar las que tienen manchas en las hojas (en ocasiones podrían ser hongos), y decantarse por las que tienen brotes nuevos y capullos aún sin abrirse.

Más información

Cuáles son las plantas de navidad

consejos de plantas de navidad

Conoce a las famosas plantas de la Navidad

Con la llegada del mes de diciembre, la decoración floral toma su característico color rojo y rosa, y esto se debe a la presencia de la Princettia y la Poinsettia, las flores más famosas de la época navideña.

Ambas plantas son conocidas por ser plantas familiares entre sí, ya que comparte un aspecto muy similar, al igual que sus cuidados correspondientes. Sus llamativos colores hacen que sean las reinas en todas las decoraciones de Navidad año tras año.

Tanto la Poinsettia como la Princettia son conocidas por una gran variedad de nombres, pero los más usados hoy en día son: Estrella de la Navidad, Estrella del Otoño o Flor de Pascua.

Cuáles son las diferencias entre la Poinsettia y la Princettia

A pesar de compartir familia botánica, ambas plantas tienen sus características peculiares que las hacen diferenciarse la una de la otra. Sin embargo, a pesar de estas diferencias, es importante saber que ambas plantas son sensibles a los ambientes con climas extremos y al exceso de riego ya que esto ocasiona que su raíz se pudra con mucha facilidad.

Ambas plantas no se llevan bien con las temperaturas por debajo de los 10ºC, por lo tanto, es recomendable tenerlas como plantas de interior.

Un dato importante que muchos desconocen es que el sus vibrantes colores rojos o rosas se produce por la presencia de brácteas que protegen las flores. Las brácteas son las hojas modificadas que se encuentran ubicadas próximas a las flores compuestas.

La Princettia es una planta híbrida que se caracteriza por tener unas hojas un poco más pequeñas en comparación con ligeramente más pequeñas que la Poinsettia o Planta de la Navidad. Además de esto, la Princettia también es más resistente que la última.

Otra de las grandes diferencias entre la Princettia y la Poinsettia, es que la primera alcanza su máximo esplendor y colorido durante el otoño, manteniéndolo hasta mediados de la época de invierno. Sin embrago, si le damos los cuidados adecuados podremos mantener la planta en buen estado hasta que vuelva a retomar su vibrante color el año siguiente.

Por su parte, la Poinsettia tiene una vida más corta y es de allí donde proviene su nombre de Flor de Pascua, ya que luego de esta época comienza a marchitarse.

El uso de la Princettia y la  Poinsettia en la decoración navideña

La Princettia y la Poinsettia ya son un clásico en la decoración de Navidad, haciéndose casi imprescindibles para dar un toque especial y colorido a esta bonita época del año. Es por ello que siempre conseguimos algún espacio a decorar con alguna de estas famosas plantas navideñas.

Si quieres dar un toque navideño a tu hogar o espacio de trabajo, estas plantas son perfectas por ser un detalle de vistoso color. También las puede combinar con otras plantas y colocarlas como centro de mesa o en bodegones con tema navideño en el recibidor de tu casa o en alguna ventana.

Para asegurarnos de que se mantengan en buen estado durante toda la época de Navidad, debemos procurar ubicarlas en un lugar donde no reciban luz directa del sol y donde la temperatura sea estable.

Tanto la Poinsettia y la Princettia son las plantas más características de la época navideña gracias a sus característicos colores rojos y rosas vivos. ¿Cuál es tu preferida?

Más información

Consejos para crear tu propio mini huerto

como hacer un huerto en casa

Cómo cultivar tu propio mini huerto en casa

Cultivar verduras y hortalizas en nuestro huerto personal es una experiencia satisfactoria ya que vemos que el fruto de nuestro mimo y cariño se transforma en ricos alimentos en nuestra mesa. Sin embargo, muchos creen que para tener un huerto en casa se requiere de mucho espacio y por ello no se atreven a tener el suyo propio.

Es por esta razón que hoy queremos darte algunos consejos y recomendaciones para que construyas tu propio huerto en casa, incluso si dispones de poco espacio, de una forma fácil, sencilla y divertida.

A continuación en viveros Rucat, te presentamos los pasos que debes seguir para que, a tu ritmo, puedas construir tu pequeño huerto en casa en el que podrás cultivar ricas verduras y hortalizas como tomates, berenjenas, calabacines y muchos más.

Pasos para construir tu pequeño huerto en casa

El primer paso está en decidir cuál será el espacio que vamos a destinar para nuestro huerto. Este aspecto es fundamental ya que de él puede depender el resultado de nuestro proyecto. Es importante que tengas en consideración los siguientes factores:

  • El lugar debe poder recibir luz natural el máximo de horas posibles de modo que las plantas pueden obtener la energía suficiente y crecer de mejor manera.
  • Debes poder disponer de una toma de agua cercana para poder regar de forma periódica tu huerto. Sin embargo, este no es un factor imprescindible, pero te facilitará la tarea y ahorrarás tiempo y esfuerzo.
  • También será importante que el suelo tenga un sistema de drenaje y que se pueda canalizar el agua del riego como un desagüe. Si no es posible instalar un desagüe, puedes instalar bandejas donde se recoja el agua con la que se riega las plantas.

Una vez que ya tengas ubicado el lugar donde ira el huerto, ya puedes empezar a construirlo.

Para montar el huerto en casa hay que elegir el material para el soporte o las macetas. Según el espacio con el que cuentes puedes elegir montar el huerto horizontal con macetas colocadas una al lado de otra, o un huerto vertical con distintos pisos, una opción que te ayudará a ahorrar en espacio.

La elección de tierra

La mejor tierra es la que se encuentra en los campos labrados. Si la tierra tiene alto contenido de arena, la puedes mezclar con el sustrato para plantas que venden en floristerías. El uso del compost a base de material orgánico también es ideal ya que hace que las plantas crezcan sanas y podrás reciclar residuos orgánicos de tu hogar.

Ventajas de tener un huerto en casa

  • Ayudamos a fomentar el consumo responsable en nuestra familia, evitando tener que ir a supermercados a comprar alimentos que, en muchas ocasiones, han sido cultivados sin tener en cuenta el cuidado del medio ambiente.
  • Podremos comprender de mejor forma cómo funciona la naturaleza, un aspecto que es fundamental para nuestras vidas, pero al que damos muy poca atención.
  • Un huerto en casa nos proporcionará alimentos nutritivos y ecológicos, que no afectan nuestra salud ya que no haremos uso de productos químicos ni fertilizantes durante su cultivo.
  • Es una manera de conectar con la naturaleza y olvidarnos un poco del caos de la ciudad. Podemos invertir nuestro tiempo en el cuidado de nuestro huerto.

Más información

« Older Entries