Siguiendo estos consejos, mantendrás tu jardín siempre impecable.

Con la llegada del buen tiempo, las terrazas y los jardines de nuestro hogar o de cualquier restaurante u hotel se vuelven los auténticos protagonistas, o las estancias protagonistas  indiscutibles de la época estival.

Si a todo el tránsito de personal les sumas las condiciones climatológicas, disfrutar de tu jardín o vivero te conllevará un pequeño sacrificio.  Pero todo ello merece bien la pena si finalmente puedes ver lo bien que luce tu jardín o terraza repletas de verdes plantas y  coloridas flores.  ¿Verdad? Pues nosotros estamos dispuestos a ofrecerte unos sencillos pasos que conseguirán que te conviertas en todo un jardinero.

De este modo, podrás disfrutar tanto de las macetas de interior, de las de tu terraza o de tu jardín sea de la extensión que sea.  Presume de tener unas plantas muy vivas y con un color excelente si tienes en cuenta  nuestras recomendaciones, de este modo además tendrás menos riesgo de coger plagas.

¡Comenzamos!

  1. Lo primero de todo antes que nada piensa bien el tiempo del que dispones y que vas a dedicarle. No te olvides que cada planta es un ser vivo y por ende cada uno necesita unos cuidados distintos. Si ya te has hecho a la idea y por ejemplo vas a dedicarle poco tiempo a lo largo de la semana o simplemente sólo se centrarán los cuidados durante los fines de semana, quizás debas empezar con plantas sencillas, que necesiten pocos cuidados. Por ejemplo los helechos, las palmeras, los cactus etc. Normalmente fíjate en que las plantas autóctonas son las que suelen necesitar menos cuidados –como es normal- ya que ya se encuentran aclimatadas perfectamente al clima donde te encuentres-.
  1. Aunque parezca absurdo, lleva una agenda/diario de tus plantas. Es decir, busca información sobre las plantas que tienes,  apúntate cuando suele ocurrir su periodo de floración, de abono y, en caso de que fuera necesario, de poda. De este modo, conocerás exactamente que debes hacer en el tiempo que hayas destinado a esta ocupación.
  1. Disponer de las macetas y las plantas limpias, sobretodo libre de hojas y flores muertas es un gran aliado que te hará ahorrar tiempo y mejorar la calidad de tus plantas. Si finalmente ha ocurrido y te has fijado que han aparecido malas hierbas, no lo dudes, quítalas lo antes posible para que todos los nutrientes de la tierra de la que dispone sólo los absorba nuestra planta y no ningún tipo de bacteria.
  1. Si tus plantas están repletas de flores, nuestro consejo es el siguiente. Si vas a comprar una planta nueva, lo mejor es que tengan capullos cerrados, de este modo podrás ver cómo va creciendo gracias a tus cuidados. Luego colócalas en un lugar que tenga mucha luz y que la tierra tenga una humedad ligera y sobretodo un abono rico en potasio y fósforo. Así crecerán fuertes y con unos colores muy vivos.
  1. Si lo que tienes en tu hogar o comunidad de vecinos es un jardín con césped natural aprovecha para plantar justo en los bordes las plantas que necesiten un riego mayor, ya que es ahí donde se acumula más cantidad de agua.
  1. Cuando te dispongas a regar, hazlo siempre sobre la tierra de la maceta y nunca sobre las hojas o directamente a las flores, ya que pueden pudrirse y  de este modo son más propensas a las plagas.

Vídeo sobre consejos de jardinería

Más consejos sobre mantener tu jardín

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies