Tu propio jardín mediterráneo con nuestras recomendaciones

Para muchos, el típico jardín mediterráneo es una alianza entre el hombre y la tierra: uno lo cultiva respetando el entorno natural y  mientras el jardín satisface sus necesidades aportando toda la vitalidad y calidez con su crecimiento.

Parece que en el imaginario colectivo, el jardín inglés es el ideal por excelencia que prevalece en nuestra cabeza, pero en nuestro país hay que tener bastante presente que hablamos de un modelo imposible cuando nuestro clima es totalmente distinto. En nuestra región, la mediterránea las temperaturas de verano son altas y el viento puede secar una maceta en pocos minutos.  Pero, tranquilo no hay límites a la hora de poder conseguir el hermoso jardín de nuestros sueños. ¿Quieres saber cómo, desde Viveros Rucat te damos unos consejos para crearlo?

Reduce el consumo de agua

Primeramente, teniendo esta premisa en cuenta debes de evitar las plantas que necesitan mucha humedad. No por ello es necesario renunciar a los suelos cubiertos de césped verde, pero quizás debas de tener presente alternativas al césped tradicional; plantas rústicas como el tomillo o milenrama, que en verano resistirán sin amarillear a causa del calor. También puedes valerte de plantas como el lamprantus o sedum, que pueden reemplazar al sediento césped.

Otra de las alternativas que pueden sumarse a este juego puede ser la grava, igual no es tan agradable o atractiva como el césped, pero crea una cubierta en el suelo realmente bonita.

No te olvides de crear zonas de sombra

¿Crees que no es necesario? Bien es conocido que el clima mediterráneo es agradable durante gran parte del año. Descansar en el jardín las noches de verano o disfrutar de un buen desayuno con los primeros rayos de sol es una experiencia de valor incalculable, pero para ello es necesario crear zonas de descanso o sombreadas. Y es que una vez que el sol está en lo alto, la sombra es vital.

¿Qué plantas debo de elegir? Fácil, aquellas que sean resistentes

La variedad no es un problema a la hora de barajar posibilidades para usar en el jardín. Empeñarse en introducir plantas de otro tipo de climas como el continental o tropical es un error y que solo conlleva más mantenimiento y  enfermedades. Para disfrutar del jardín lo mejor es aliarse con la naturaleza y aprender a trabajar con ella.

Aprovecha la increíble paleta de colores que estas te ofrecen; follajes de un verde intenso hasta hojas en tonos grises y verdes azulados, también hay muchas plantas con flores para favorecer ese estallido de color primaveral. El aroma es importante en el jardín mediterráneo.

¿Es posible utilizar macetas?

Efectivamente, como en cualquier otro tipo de jardín, aunque principalmente se planta en el suelo, las macetas son un elemento muy típico del estilo. Las de cerámica son atractivas, además de ser idóneas para rompen la monotonía y crear puntos de atención en el jardín.

Instala el riego automático adecuado, contra la sequía

Un jardín mediterráneo requiere poco mantenimiento si se eligen bien las plantas, ya que las especies adaptadas al clima tienen poca necesidad de agua y fertilización. Pero de vez en cuando es necesario regar, por lo que la gestión del riego es una labor importante.

¿Cuál es la mejor solución para realizar un buen mantenimiento del mismo? Instalar un riego automático por goteros que recorra todas  aquellas zonas de plantación. Este sistema no solo te permitirá ajustar de forma eficaz la cantidad de agua que las plantas necesitan sino que también se encargará de regar siempre que hace falta, pese a que no estés en tu hogar.

Más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies