Viveros en Madrid dispone de todo tipo de plantas, árboles y flores para elección de sus clientes, y una vez escogido el tipo de planta que se desea, se debe escoger el tipo de abono con el que se van a ayudar a que crezcan sanas y fuertes.

El abono es imprescindible para el buen crecimiento de una planta, ya que aporta nutrientes indispensables utilizándose desde que el ser humano empezó a cultivar plantas ya fuese para su uso alimentario o para un uso decorativo.

Tipos y variedades de abono

Junto al agua, el abono es una parte fundamental para el crecimiento de una planta, ya que otorga nutrientes que la fertilizan y mejoran su crecimiento. Viveros en Madrid distingue entre dos tipos de abono: el abono orgánico y el abono inorgánico. Aunque hay partidarios de cada uno de los dos tipos de abono, los dos cumplen la función de aportar los nutrientes necesarios a la planta, cambiando únicamente su procedencia y por lo tanto, la materia prima de la que está formado. El abono orgánico, como su nombre indica, está formado por materia orgánica, es decir, es el resultado de desechos tanto industriales como naturales de animales y plantas.

El abono orgánico se puede obtener prácticamente de cualquier desperdicio de animales o plantas, desde el más común que es el excremento, pasando por sangre desecada o residuos vegetales. Viveros en Madrid recomienda que se tenga en cuenta, que al ser de origen orgánico deben estar tratados con anterioridad ya que si no pueden ser causantes de enfermedades al fertilizar plantas que se utilizaran para la alimentación. Los abonos inorgánicos son de origen mineral. Actualmente están mucho más comercializados que el abono natural, ya que su precio es mucho más económico y sus medidas más precisas. El abono inorgánico se obtiene a partir de restos minerales, ya sean de industria o de la explotación de yacimientos minerales.

Utilización de abonos

Tanto si el cliente escoge abonos orgánicos como abonos inorgánicos la forma de utilización es la misma. Casi en la totalidad de los casos, el abono se aplica en el suelo donde se ha ubicado la planta para que absorba los nutrientes que le servirán para su crecimiento. Hay otros casos, aunque en menor volumen, que el abono se incluye en el sistema de regado. Viveros en Madrid recomienda ser prudentes en la aplicación de abonosya que una mala utilización puede causar un efecto contrario y matar a la planta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies